Diferencias entre el mercado Forex y el mercado de Valores

La principal diferencia entre el mercado forex y el de valores es el número de instrumentos en los que se invierte: el mercado forex tiene muy pocos en comparación con los miles que se encuentran en el mercado de valores. La mayoría de los inversores en forex centran sus esfuerzos en siete pares de monedas diferentes: las cuatro principales, que son: EUR/USD, USD/JPY, GBP/USD, USD/CHF); y los tres pares relacionados con materias primas: (USD/CAD, AUD/USD, NZD/USD). El resto de pares son simplemente combinaciones diferentes de las mismas monedas, llamadas de otro modo; monedas de cambios cruzados. Esto facilita el seguimiento de las inversiones en divisas ya que en vez de tener que elegir entre 10.000 acciones para encontrar el mejor valor, todo lo que los inversores en FX necesitan hacer es “estar al día” de las noticias económicas y políticas de ocho países. Los mercados de valores a menudo pueden tener un descanso que resulte en una reducción de los volúmenes y de la actividad. Como consecuencia, puede ser duro abrir y cerrar posiciones cuando se desee. Además, en un mercado a la baja, solo un inversor en acciones extremadamente ingenuo puede obtener beneficio. Es difícil realizar una venta corta en el mercado de valores de EE. UU. debido a las estrictas normas y reglamentos asociados al proceso. Por otro lado, forex ofrece la oportunidad de obtener rentabilidad en los dos mercados, al alza y a la baja, puesto que en cada operación se compra y se vende de forma simultánea y la venta corta es por tanto inherente a cada transacción. Además, puesto que el mercado forex cuenta con tanta liquidez, los inversores no tienen que esperar a un repunte antes de poder entrar en una posición corta – como ocurre en el mercado de valores. Debido a la extremada liquidez del mercado forex, los márgenes son bajos y el apalancamiento es alto. Simplemente no se pueden encontrar tasas de margen tan bajas en los mercados de valores; la mayoría de los margin traders de la bolsa necesitan al menos el 50% del valor de la inversión disponible como margen, mientras que los inversores en forex necesitan solo el 1%. Además, las comisiones en el mercado de valores son mucho más altas que en el forex. Los brókeres tradicionales piden comisiones sobre el spread, además de las tasas que deben pagarse para el cambio. Los brókeres en el spot forex solo cobran el spread por la transacción.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *