¿Qué hace un corredor de bolsa?

El corredor de bolsa o agente de bolsa es un intermediario clave del sistema financiero, su función principal es contactar a compradores y vendedores de activos móviles. En otras palabras, el corredor es un nexo entre la oferta y la demanda en el mercado de valores, así las personas comunes pueden colocar su dinero en grandes empresas y / o proyectos. Esto, aunque no cuenten con conocimientos especializados en bolsa.

Es una labor que puede ejercer una persona natural o jurídica, para operar, requiere la autorización del respectivo ente regulador. Dicho trámite exige varios requisitos como una edad mínima, un determinado nivel de instrucción, acreditar conocimientos financieros, entre otros. Un corredor está bajo supervisión permanente. Así, el regulador le solicita la presentación periódica de estados financieros. Igualmente, se exige el mantenimiento de una mínima cantidad de patrimonio y / o liquidez. El agente recibe una comisión variable que depende de las operaciones realizadas. Además, puede percibir una comisión fija que no esté sujeta a resultados. Todo lo anterior se establece en el contrato de corretaje entre el agente y su cliente.

Por un lado, si el cliente es emisor, el agente impulsa la colocación de acciones, bonos u otros instrumentos. Luego de lanzar la oferta pública, el corredor difunde información sobre los nuevos títulos con el fin de conseguir compradores. Por otro lado, en caso el cliente sea inversionista, el intermediario administra su patrimonio. Su objetivo será buscar oportunidades para generar ganancias. El trabajo del agente no se limita a lo operativo, sino que implica asesoría permanente.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *